viernes, 10 de enero de 2014

Disfraz de jaguar en los códices y en la actualidad
Por Óscar Cortés Palma


El códice Mendocino es un manuscrito ilustrado, pintado por tlacuilos mexicas, después de ser pintado se le añadieron descripciones escritas en español, fue encargado por el primer virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza para enviar a Carlos I, rey de España, informe sobre los territorios que habían sido conquistados.
En este capítulo me enfoqué sólo en las láminas de la matrícula de tributos del códice Mendocino en donde se mencionan trajes de jaguar y de Miztli (puma), estas páginas son las siguientes:   
   


La matrícula de tributos del códice Mendocino, como su nombre lo señala, tiene como fin el registrar los tributos que pagaban las diversas provincias sometidas por el dominio Mexica.


En total son 71 láminas de tributos, en la que los Mexicas solicitaban alimentos como frijol, amaranto, miel, chía, chile, entre otros.; utensilios como jícaras, papel amate, etcétera; ropa como mantas, huipiles, maxtlatl (taparrabos), plumas, collares,entre otros productos más, pero también solicitaban  trajes elaborados para sus soldados, entre ellos los trajes de jaguar y de puma.

La confección de estos trajes era común, así lo evidencia su mención de manera reiterada en las láminas de tributos. Aunque solo se pedía una cantidad reducida de trajes. Generalmente se pedía un traje de guerrero Jaguar o uno de guerrero Puma adornado con plumas finas;  en cambio, si eran de plumas corrientes se pedían 20 trajes de guerreros ya sea jaguar o puma.

La cantidad reducida de estos tributos, se diferencia de los cientos de mantas de algodón, huipiles, taparrabos, jícaras, que se solicitaban. Esto nos lleva a concluir que probablemente estos trajes eran difíciles de confeccionar o que no se necesitaban muchos.


Lo más probable es que estos trajes estén elaborados de algodón porque en la zona oriente del actual estado de Morelos, que está representada en la láminas 24 verso y 25 recto, se menciona que se solicitaba un traje de jaguar, pero aquí en esta región no hay jaguares y considero que es muy poco probable que hayan existido en aquellas épocas, de la misma manera tampoco habitan jaguares en las otras provincias ubicadas en el actual Distrito Federal y Estado de México.
Por eso considero que los trajes citados en este códice, estaban elaborados de algodón u de alguna otra tela, porque podemos observar claramente que cuando solicitaban piel de Jaguar lo especificaban detalladamente como lo evidencia la lámina 47 Recto que menciona los tributos de la Provincia de Soconusco.


Esto significa que el jaguar y el puma eran animales importantes para los mexicas, al grado de disfrazarse de ellos. Probablemente sentían que al disfrazarse de jaguar   adquirían su poder.
Tal vez la sensación que sintieron al disfrazarse de estos felinos la encontramos actualmente  en la categoría dancística  que he llamado “Danzas de la cacería del Jaguar” las cuales se bailan tradicionalmente en el territorio que anteriormente poblaron los Nahuas y en zonas limítrofes con otras culturas, como lo demuestran los mapas  que a continuación presento: 


El Mapa (A) se refiere a la extensión de las provincias tributarias de México –Tenochtitlán.



En el Mapa (B), se menciona los poblados que tributaban trajes de Jaguar y Puma, y también se menciona a la Provincia que tributaba pieles de Jaguar. 

Y en el Mapa (C), citado más adelante, representa los poblados  que  tradicionalmente bailan  las danzas de la cacería del Jaguar, en estas danzas unas personas se disfrazan de Jaguar y otras de cazadores.


En estos mapas podemos observar  las provincias que confeccionaban trajes de jaguares y de pumas, como tributo a Moctecozuma, en estas mismas provincias se continúa hasta nuestros días confeccionando y vistiéndose de jaguares, con excepción de la región que actualmente ocupa el Distrito Federal, el norte del estado de México, el norte de Puebla y el norte de Veracruz, en donde ha desaparecido esta tradición al grado que solo queda un único pueblo llamado Mata del Tigre, Tantoyuca, Veracruz  en donde se baila la Danza del Tigrillo.
Pero algo curioso de la región nahua del norte de los estados de Veracruz y Puebla es que aquí se baila la llamada Danza de los Tejoneros, que es muy parecida a las “Danzas de la cacería del Jaguar”, solo que en vez de cazar a un Jaguar o Tecuani, en esta región se caza un “Tejón” y un “Pájaro Carpintero”, pero son muy parecidas porque ambas son danzas teatrales cómicas y festivas, además comparten algunos personajes como el “perro”, el cazador con arma de fuego, entre otros.

Entonces surge una pregunta, ¿existe una relación entre los poblados que actualmente bailan danzas tradicionales disfrazados de jaguar con aquellos poblados que elaboraban trajes de Jaguar en la época prehispánica, como lo representa la matrícula de los tributos del códice mendocino? Yocreo que sí, porque en muchas regiones yen muchos poblados en donde actualmente sus pobladores danzan disfrazados de tigre o jaguar, están citados como tributarios de trajes de jaguar y puma en este códice, por mencionar algunos.
En el estado de Morelos
1.- Axochiapan
2.- Coatetelco, Miacatlán
3.- Tepalcingo

En el estado de Guerrero:
1.- Teloloapan
2.- Tlapa
3.-Huitzuco
4.- Taxco de Alarcón
5.- Huamuxtitlán
6.- Acapetlahuaya
 Y muchos poblados más…


Es probable que el traje de jaguar o de puma les otorgara mayor seguridad e  influía más temor en sus rivales, así debió de haber sido, de lo contrario el disfrazarse de estos felinos no tendría sentido, es decir debió tener una utilidad, porque en la guerra, en la política, en la religión y en las demás actividades humanas, las personas se visten con elementos que le ayudan a realizar su función, en este caso el disfraz de jaguar a la vez que ofrecía protección era temible, debido a que el jaguar y el puma eran las fieras  más grandes y peligrosas que conocían los pueblos mesoamericanos y eran sus rivales en la cadena alimenticia.

También podemos mencionar auxiliándonos de otros códices que los gobernantes solían adornarse con piel de Jaguar y no solo ellos sino que también los dioses estaban adornados con piel de Jaguar,  ósea que la costumbre de disfrazarse de jaguar, zopilote, venado y otros animales de algunas danzas tradicionales actuales  están influenciadas por las danzas que se han realizado desde la época prehispánica, ya que para los mesoamericanos era común disfrazarse de animales.

Bueno, volviendo al tema que nos interesa, el jaguar y el puma, pero principalmente el jaguar representó para los mesoamericanos un aglomerado de virtudes, simbolizó el poder del gobernante, la valentía del guerrero, el misterio del brujo - nagual —ya que el jaguar es de hábitos nocturnos—.  Incluso varios investigadores, entre ellos la Dr. María del Carmen Valverde Valdez, han mencionado que el jaguar era considerado una deidad relacionada con la fertilidad y el maíz. Se asociaba al jaguar con la noche, y al águila, con el Sol. 

El jaguar es un animal emblemático de las culturas mesoamericanas, incluso está presente en los bajorrelieves y figuras de la cultura madre, la cultura olmeca,  y de allí continua siendo representado en la cultura teotihuacana, maya, mixteca y finalmente la nahua, entre otras.
Eljaguar parece ser un animal importantísimo para un pueblo que era eminentemente agricultor.Para la cultura occidental vestirse de jaguar puede parecer hasta infantil,  pero no lo era para estos poblados mesoamericanos que le temían al jaguar y al puma, y parece que recordaban este temor constantemente, asi lo evidencia, la zona arqueológica olmeca de Chalcatzingo, Morelos en donde podemos encontrar tres bajorrelieves que representan a Felinos feroces sometiendo a Humanos. 

© Óscar Cortés Palma



LIBRO  DE LOS TECUANES
Información obtenida del libro  DE LOS TECUANES.
Si deseas adquirir este libro, llama al  cel: 735 150 69 20 o envia un correo a:cami17_4@hotmail.com; o www.facebook.com/OscarCortesPalma

Libro de los tecuanes
cel: 7351506920
Email: cami17_4@hotmail.com; oscarcortespalma@gmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares