viernes, 2 de febrero de 2018

Historia del arco de cucharilla


Por Óscar Cortés Palma



En la ciudad de Axochiapan desde hace por lo menos 80 años se elaboran arcos de flor de cucharilla para adornar la entrada de la parroquia en las celebraciones al santo patrono san Pablo apóstol.

Esto se hacía en la antigüedad en otros lugares de la región, en el año de 1538, el misionero franciscano Toribio de Benavente, alias motolinia, dijo:

       ─Hicieron los tlaxcaltecas una solemne fiesta, creo que, si en ella se hallaran el papa y el Emperador con sus cortes, [...] (notarían) como gente que hasta ahora era tenida por bestial supiese hacer tal cosa. Iban en la procesión el santísimo Sacramento. Había muchos estandartes de santos [...] Muchos de los que acompañaban la procesión llevaban velas encendidas [...] Todo el camino estaba cubierto [...] muchas danzas regocijaban la procesión. Había en el camino capillas con sus altares y retablos bien aderezados, para descansar [...] cantando y bailando delante del santísimo Sacramento. Estaban diez arcos triunfales grandes, muy gentilmente compuestos [...] Había repartidas por los arcos unos florones grandes, hechos de unos como CASCOS DE CEBOLLA, REDONDOS, muy bien hechos, y tienen muy buen lustre, de éstos había tantos que no se podían contar. Una cosa muy de ver─.

Como podemos notar, esos “arcos de cascos de cebolla redondos lustrosos”, que menciona el fraile motolinia en el año de 1538, son plantas de cucharilla que se siguen utilizando casi 400 años después en Axochiapan, Morelos.
Lorenzo Pliego Romualdo (alias el canastón) fue encargado de la cucharilla durante muchas décadas  de 1940 hasta que falleció en el año de 1982. Era hermano de Adelaido Pliego Romualdo (el tatarí), político influyente del municipio durante décadas. En esa época, los arcos de cucharilla eran la atracción principal de los festejos. Lorenzo Pliego, Guillermo Onofre, Antonio Cueto, Felipe Cotorra, Joaquín Rosas y doña Catarina los colocaban sin procesión a las 6 de la mañana el día 23  de enero. Puesto que había pocas procesiones nocturnas con cirios decorados con flores de cera.

Doña Catarina hacia los alimentos gratis para los artesanos durante los días de la actividad. Cuando iban al cerro los voluntarios a recolectar la planta, ella les preparaba itacates de tlatloyos y comida.

El armazón del arco de cucharilla estaba formado por quiotes (vara central del maguey); y varas de cuaulote (varas espinudas doblables) con esto se elaboraba la estructura del arco al que después se le pegaba la planta de cucharilla. Después se sustituyeron por estructuras de fierro.
Al morir el canastón, heredó la tradición como líder y representante, su hijo Domingo Pliego Alatoma, alias el chinanas, quien mencionó:
─La tradición de los arcos de cucharilla necesita gente nueva porque no sabemos cuándo vamos a morir, por eso he capacitado a mi hijo Jairo Pliego Acosta. Las cucharillas la traemos de la tierra fría de Nopala, antes la traíamos del cerro grande, pero ahora vamos a Nopala la cucharilla más grande pesa casi 50 kilos cada racimo, en cambio la cucharilla la más chica pesa 12 kilos cada planta─.

El día 20 de enero, se va una comisión de 50 personas al cerro a recolectar cien plantas de cucharilla y regresan el día 21. Cuando regresan son recibidos con cohetes y una rica comida ofrecida en la casa del mayordomo.

Los días 22 y 23 alrededor de 50 voluntarios tejen tres arcos de cucharilla. Con una procesión nocturna son colocados en la entrada de la parroquia y el día 24 es la comida patrocinada por el mayordomo en turno. La mayordomía de la cucharilla, 23 de enero, es una de las más costosas de la feria patronal, la otra es la de los estandartes del día 21 de enero, y la del arco de flores del día 25 de enero.

Los voluntarios de mayor antigüedad son:

·      Elaido Navarro, el gringo, 28 años.
·      Elías Sánchez Clemente, el hígado, 36 años.
·      El chino Navarro, 24 años.
·      El pancha, 16 años.
·      El cepi, 16 años.
·      Carlos, 14 años
·      Teodorico, 16 años.

Algunos de los mayordomos de la hermandad de la cucharilla fueron:
·      Ismael Ariza Musito
·      Rosa Cuate
·      El güero
·      El güero Tajonar
·      Juan Pliego
·      Pitosa
·      Perico
·      Vicente Cotorra
·      Julio de Jesús
·      Alicia Onofre
·      Guillermo Onofre
·      Antonio Analco
·      Leobardo Pliego
·      El Pancha
·      Elías Sánchez Clemente, el hígado.

El nombre científico de la cucharilla es Dasylirion acrotrichum. En algunos lugares de Oaxaca la ocupan como cuchara, de allí viene su nombre cucharilla. Es como un maguey pero con hojas muy delgaditas. Al arrancarla, se desgaja de la parte baja de la planta la cucharilla. Por su lento crecimiento y la fuerte extracción que sufre es considerada como una especie amenazada.

Texto: Óscar Cortés Palma
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm

Molenderas y moleras de las mayordomías de Axochiapan

Por Óscar Cortés Palma



En la mayordomía de los estandartes (20, 21, 22 de enero), había como 50 voluntarias sazonando los alimentos, conocidas las más expertas en guisar, les decían molenderas o moleras. Daria, Eva, Rosa, Ofelia, Juventina Cuate, Maura Marín Chileño, Acela Rodríguez, andaban allí.
La comida de las mayordomías consistía en:

1- Tortillas de mano;
2- Entomatado de puerco;
3- Frijoles y arroz;
4- Chocolate casero de bola;
5- Pan tradicional de petate;
6- Agua fresca de jamaica;
7- Chilate de res.

El día 20 de enero, en la víspera del recibimiento de los estandartes de otros pueblos, se guisaba la cena, tortillas de mano, frijoles, entomatado de puerco y agua fresca de jamaica.

1- TORTILLAS DE MANO
El día 20 de enero, en la víspera de la mayordomía de los estandartes. Las molenderas llevaban 60 maquilas de maíz al molino. Y el mero día 22 de enero, llevaban 80 maquilas de maíz al molino para amasarlo. Un ramillete de mujeres molenderas echaban tortillas con metates, metlapiles, tortilleros, las cocinaban en comales sobre tlecuiles, y las colocaban en chiquigüites, cartones, o panaderas.

2- TLECUIL
El tlecuil era una construcción antiquísima, consistía en tres tabiques o tabicones colocados en el suelo en forma de U, en la abertura se colocaba la leña. El tlecuil servía como base para colocar comales para cocer tortillas, cazuelotas para cocer la res y el puerco, ollas para cocer el chocolate. Antes se rascaba un hoyo en la tierra para evitar se cayera la cazuelota molera del tlecuil.

3- ENTOMATADO DE PUERCO
Se mataban dos puercos grandes, de 100 kilos, un día antes, el 19 de enero. Al día siguiente a las 7 de la mañana se lavaba la carne, y se ponía a cocer durante 3 horas.  Lo sazonaban con una caja de tomate, tres kilos de chile guachinango, un manojo de ajo, comino,
A las 7 u 8 de la noche llegaban 80 visitantes, representando a sus comunidades de origen, con estandartes de sus santos patronos visitaban al estandarte de san Pablo Apóstol. Cenaban. El mayordomo y los dibutados (representantes tradicionales) buscaban alojamiento para los invitados.

4- AGUA FRESCA DE JAMAICA
Antes no había tanto refresco, las molenderas preparaban un tambo de agua fresca de jamaica de 50 litros.

5- CHOCOLATE CASERO DE BOLA
Las molenderas tostaban 30 kilos de cacao, lo descascaraban, le añadían azúcar, canela, lo trituraban en el molino. Abolaban con sus manos el chocolate. Al final tapizaban dos mesas grandes con bolas de chocolate casero. El chocolate casero tradicional de las mayordomías es más sabroso que el de las multinacionales, eso dice toda la gente. Se acompañaba de pan de petate.

6- PAN TRADICIONAL DE PETATE
Se llevan dos bultos de harina al panadero, le agrega manteca,  sal, si es pan salado, o azúcar si es pan dulce, y más azúcar colorada en su lomo si es pan colorado. Todos l@s comensales opinan que el pan de petate es más exquisito que el pan de las multinacionales. Durante todo el año hay pan de petate, una de las panaderas de mayor antigüedad es Lifonsia Mozo Calero. Se le conocía como pan de petate porque se colocaban en petates después de estar en el horno.

7- FRIJOLES Y ARROZ
El día 20 de enero se cocinaban cuatro maquilas de frijol,  y el día 22 diez kilos de arroz. Si el mayordomo en turno lo deseaba, invitaba refrescos y cervezas a las molenderas, no es obligatorio porque ya está pagando la comida, los cirios decorados, cohetones, etcétera.

8- CHILATE DE RES 
Se mataba un becerro grande un día antes, el 21 de enero. Al día siguiente a las 7 de la mañana se lavaba la carne, y se ponía a cocer durante 4 ó 5 horas. Se colocaban dos cazuelotas moleras en dos tlecuiles, las molenderas atizaban la leña, y con una pala de madera (cuchara gigante) sazonaban el chilate con cuatro kilos de guajillo, dos manojos de ajos, cominos, pimienta, sal.

A cambio de su trabajo: de echar tortillas, atizar la leña, cocinar la res, el puerco y el chocolate, las molenderas comían y  podían llevar un poco de comida en un traste para su casa.

El día 22 de enero, en la mañana, se tomaba el chocolate con pan de petate. Y en la tarde un montón de personas comían el chilatazo de res con arroz y frijol en la casa del mayordomo, amenizando los alimentos tradicionales con dos bandas de música, una pagada por el mayordomo y otra por los dibutados (representantes tradicionales). Esta era la comida de la mayordomía de los estandartes de la feria de san Pablo Apóstol. 


Ramilletes de mujeres molenderas y moleras estaban en todas partes, como salía muy caro, desde hace un par de años, ya no hay molenderas ni moleras en algunas de las 28 mayordomías y 20 listones (especie de mayordomías pero chiquitas). Ahora alquilan a quien haga la comida. Los trastes de unicel han sustituido a los jarros, jarritos, tazas, y cazuelas para servir los alimentos de las mayordomías. Aun así la tradición persiste, nos vemos el próximo año en la comida de una de las tantas mayordomías y listones.


Texto: Óscar Cortés Palma
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm
Precios de libros digitales: 
 TECUANES por tan solo $80 pesos x 200 páginas
 HISTORIA DE AXOCHIAPAN $50 pesos x 210 páginas
 TECUANI VIAJE EN EL TIEMPO $80 pesos x 146 páginas

Precios de libros impresos incluyendo gastos de envío a la república mexicana
 TECUANES por $170 pesos
 TECUANI VIAJE EN EL TIEMPO $170 pesos
 HISTORIA DE AXOCHIAPAN $170 pesos




Libro de tecuanes jaguares