viernes, 16 de mayo de 2014

Díalogos de la danza teatro de los Tecuanes de Acatlán de Osorio. La Muerte Del Tigre

Por Óscar Cortés Palma

En algunos poblados dentro de las festividades del día de muertos  (2 de noviembre)


Los diálogos 

Por Efrén Jiménez Ariza, (1891-1986)Efrén Jimenez Ariza 1890-1988, escribió un libro en el cual dejó fundamentado las bases de la Danza del Tecuan de Acatlan de Osorio, Puebla. 






8.3.- Diálogos de la danza de Acatlán de Osorio

Por Efrén Jiménez Ariza, (1891-1986).  Recopilador Ismael Moya Méndez

La Muerte Del Tigre

Moranchi: Oye viejo Lucas se ha llegado la hora de que debemos buscar la manera de  matar aquella manada de tigres que tanto nos perjudica.

Lucas: Muy bien viejo Moranchi, vamos a tratar el asunto de que me hablas.

Moranchi: Oye compañero viejo Lucas, para trampear el tigre se necesita una manicordia y yo sé que tu hijo el Tetiaxca tiene una manicordia quiero que lo llames y le digas si nos la presta o nos la vende.

Lucas: Voy a llamarlo en estos momentos, Tetiaxcaaaa, Tetiaxcaaaa, Tetiaxcaaaaaa.
(Tetiaxca llega el Tetiaxca a la tercera vez que le grita)

Lucas: ¿En dónde andabas hijo que tanto te estoy llamando?

Tetiaxca: Andaba por los cerros cuidando el ganado.

Lucas: Pues mira hijo te llame para que me digas si de verdad tienes una Manicordia, el viejo Moranchi dice que se la prestes o que se la vendas, porque se necesita para trampear al tigre el tigre que tantos perjuicios nos ha causado, ¿tú qué dices de esto?

Tetiaxca: Si la tengo pero no la presto ni la vendo.

Moranchi: Mira Tetiaxca véndemela, tú me dices cuanto quieres por ella.

Tetiaxca: No la presto ni la vendo porque es la única que tengo.

Moranchi: Si no la vendes, préstamela, para trampear el tigre que tanto daño nos ha hecho.

Lucas: si hijo mío préstanosla para poder trampear el tigre porque se pueden acabar nuestros ganados.

Tetiaxca: Bueno papá, no se las vendo, se las voy a prestar con la condición que me la devuelvan cuando ya no la ocupen.

Moranchi: Está hecho el tiro Tetiaxca, presta la manicordia para medirla, haber cuantas brazadas tiene para ver si nos alcanza para poner la trampa.

Tetiaxca: Aquí la tiene usted en sus manos viejo  Moranchi y bien puede medirla pero es tan larga que en toda esta noche no acabará de medirla.

Moranchi: No hay cuidado Tetiaxca aunque esté tres días midiendo la manicordia, lo bueno es que ya nos la prestaste.

Moranchi: Haber viejo Lucas mide la manicordia y yo cuento las brazadas.

Moranchi: Haber viejo Lucas vamos al grano nada más quiero que hables recio porque no oigo porque ya estoy muy viejo.

(Lucas mide las brazadas y  Moranchi las cuenta)

Moranchi: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 12, 15, 18.

Lucas: ¿Qué pasó viejo Moranchi? a penas van 6 y tu ya contaste hasta 18 brazadas.

Lucas: Vamos de nuevo viejo Moranchi










Moranchi: 1, 2, 3, 4, 5, 10, 14


Lucas: No viejo Moranchi así no vamos a acabar en toda la noche, fíjate bien cuantas brazadas voy midiendo.

Moranchi: Bueno viejo Lucas ahora si me voy a fijar muy bien, cuantas brazadas vas a medir.

Lucas: fíjate bien Moranchi, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22.

Moranchi: Que dices viejo Lucas ¿nos alcanza para la trampa?

Lucas: Naturalmente que sí nos alcanza para la trampear al tigre, sólo nos faltan 6 tiradores con sus flechas y un perro para que busque al tigre, y yo sé que tienes un  hijo que se llama Xocoyotzin que tiene una perrita y quiero que lo llames haber si nos la presta.

Moranchi: Como debes saber viejo Lucas que este muchacho se encuentra muy lejos de estos cerros cuidando el ganado no sé si tenga su perro pero lo voy a llamar para que nos diga si lo tiene o  no; fíjate muy bien viejo por dónde grita.

Moranchi: Xocoyotzinnnn, Xocoyotzinnnn, Xocoyotzinnnnnnn ¿Por dónde gritó viejo Lucas?

Lucas: Me parece que gritó por Veracruz


Moranchi: No viejo gritó un poco más lejos.

(El Xocoyotzin contesta a la de tres veces y se presenta con  su padre).

Moranchi: ¿Qué pasó contigo? ¿Dónde andabas  que tanto te he estado llamando?

Xocoyotzin: Andaba muy lejos cuidando el ganado y buscando liebres para comer.

Moranchi: No te pregunté de las liebres te digo que  dónde andabas.

Xocoyotzin: Pues cuidando nuestro ganado que me dijiste.

Moranchi: Bueno ya supe a donde andabas, quiero que me digas si es verdad que  tienes una perrita, porque mi compañero Lucas dice que tienes una perra muy brava ¿qué es cierto?

Xocoyotzin: Sí papá es muy cierto que tengo una perrita muy brava que del comal se roba las tortillas para comérselas y hasta los dientes le truenan cuando se está comiendo las tortillas con todo y piedritas, por eso digo que es muy brava porque hasta las piedritas muerde.

Moranchi: Aquí mi compañero quiere  que no las vendas o nos la prestes para llevarla al cerro para buscar al tigre.

Lucas: Sí Xocoyotzin véndenos tu perrita o préstamela para que nos ayude a buscar los tigres que tanto nos perjudica.

Xocoyotzin: No se las vendo, mejor se las voy a prestar, con la condición de que yo la voy a llevar para que busquemos el tigre afamado.

Lucas: Bueno Xocoyotzin, enséñanos tu perrita, para ver que tan brava es.

(Xocoyotzin simula que se las echa a los viejos. La perrita ladra y simula morderlos)

Lucas: Agárrala, agárrala no me vaya a morder, es muy brava, muy buena para cazar al tigre, quiero que me digas como se llama, para hablarle por su nombre y no nos muerda.

Xocoyotzin: Se llama busca la vida o Capachichona y come cuando se puede, así se llama

Lucas: ¡Así se llama!

Moranchi: ¿Qué dices  viejo Lucas, qué otra cosa nos falta para empezar a trabajar?

Lucas: Mira viejo Moranchi, nos falta una cosa muy importante.

Moranchi: ¿Qué es lo que falta viejo Lucas?

Lucas: Pues nos falta escoger los palos más fuertes para la trampa del tigre.

Moranchi: Y tú qué dices viejo Lucas qué madera será más fuerte para este trabajo.

Lucas: Pues entre los dos buscaremos la madera más fuerte, para mí el palo más fuerte es el, cazahuate, la pepicha, el romerito, el quintonile y el pápalo.

Lucas: ¿Qué te parece viejo Moranchi?

Moranchi: Sí ¡muy fuertes! Pero ahora me toca a mí, escucha nada más viejo, los palos más fuertes son el café, la malva, la jarrilla, el zomaque, malvavisco y la mala mujer.

Lucas: Pues me parece que toda esta madera que hemos dicho es muy fuerte y con esto ya todo está preparado para poder trampear el tigre y matarlo.

Moranchi: Falta algo viejo Lucas, ir a limpiar el camino que nos lleva a la guarida del tigre, para eso que te parece si vamos los dos.

Lucas: Muy bien viejo Moranchi.

Moranchi: Haber maestro tócale al tambor para empezar la función.

(Sale el viejo Lucas y el viejo Moranchi bailando, pero a la  mitad del camino se regresa el viejo Moranchi y lo espera en su lugar, al regresar el viejo Lucas le  reprocha al viejo Moranchi.)

Lucas: Viejo Moranchi porque me dejaste a medio camino, ahora te toca ir a ti solo a limpiar el camino.

(El viejo Moranchi argumenta  porque lo dejo a medio camino)


Moranchi: Si voy a limpiar el camino pero con la condición de que me vas a acompañar, porque me puede comer el tigre.

Lucas: Bueno viejo Moranchi te voy a acompañar a limpiar el camino, vamos viejo que ya el tigre nos espera a ya en la serranía. Tócale maestro al tambor.

(El viejo Lucas se regresa de medio camino a su lugar, cuando regresa el viejo Moranchi llega)


Moranchi: Ay viejo Lucas  ya llegué de limpiar el camino, por poco me come el tigre y vengo muy cansado, el camino está muy feo, es necesario que vallan nuestros hijos a limpiar el camino y les daremos sus flechas para que se defiendan y no se los vaya a comer el animal.


Lucas: Eso mero estaba pensando viejo Moranchi que vayan de dos en dos de nuestro hijos, dándoles a cada uno sus flechas y arco, para no se los vaya a comer el tigre.

(El maestro con todo esmero tocará el son de la muerte del tigre hasta  acabar las dos filas de los danzantes, cada uno de los viejos ira llamando a sus hijos y al llamarlos, responderán detrás de los viejos, se presentara un hijo y después el otro, preguntándoles donde estaban y ellos contestaran que es lo que estaban haciendo y en donde se encontraban, todos los hijos de los viejos tienen nombre de animales y bajo esos nombres tendrán que responder)

Moranchi: Oye viejo Lucas hay que mandar pues a nuestros hijos a limpiar el camino.

Lucas: Bueno viejo Moranchi hay que llamarlos para empezar a trabajar.

Moranchi: Llama a tu hijo viejo Lucas, ese tal Salvador.

Lucas: Ahorita viejo Moranchi, escucha por donde contesta, Salvadorrrrrr, Salvador, Salvadorrrrrr.

(El Salvador llega junto a su padre, y él le pregunta en dónde andaba)

Lucas: Ahora llama a tu hijo ese tal Maravilla.

Moranchi: Claro que si viejo Lucas.

(Después de llamarlo, le dice que va a ir a limpiar el camino, con un hijo del viejo Lucas y se entabla un diálogo)

(Después de ponerse de acuerdo, el viejo Lucas dice los siguientes versos)


Lucas:

Vamos, vamos compañeros
Ya es hora de trabajar
Por esos montes y cerros,
Busquemos a ese animal,
Porque todo el vecindario
Ya se ha venido a quejar
De todas las fechorías
De esa fiera de Satán.

Alístense sin tardanza
Todos los de esta cuadrilla
Y no se lo tomen a chanza
Que lo diga el Maravilla.

Tú como Salvador,
Da razón de este animal
Que es causa de muchos males
Y no se puede a aguantar
El salvador: hasta el gusto me retoza
Y el corazón se me estremece
De saber que ha de morir ese animal
Que ya sentenciado aparece

Este es el tigre afamado
Que bajo de las trincheras
Gran susto les vino a dar
A todas las lavanderas.

Moranchi:
Maravilla ponte listo
Ya se te llegó tu turno
Si ya dormiste un poco
Ve pronto a la madriguera
A buscar ese animal
Tú eres  el Maravilla
Que te vives en tu maravillar
Da razón del tigre pronto
No te vayas a asustar.

Maravilla:
Ya estoy curado de espanto
Y listo para emprenderla
Por todos estos barrancos
Traigamos a ese animal

El salvador:
Ya viene el tigre afamado
Pero viene ya contrito
Ya mi perro lo ha nalgueado
Yo por poco resucito.

Lucas:
Prepárense a la función
Ya nadie se haga para atrás.

Maravilla:
Ora maestro de la flauta
Alégreme el corazón
Y si acaso me muriera
Que no se sienta ni el rozón
Que me ha de dar el tigrillo
Si me aplomo en la ocasión

(Los primeros hijos se van a limpiar el camino, los viejos les dan los arcos y las  flechas para poderse defender del tigre, cuando los hijos regresan les preguntan cómo está el camino y ellos contestan que muy feo y que se necesita que vallan otros de sus hermanos, los viejos llaman a otros dos de sus hijos)

Moranchi: Tlacololerooooo, Tlacololerooooo, Tlacololerooooo
(Después de preguntarle dónde estaba, llaman al otro hijo de Lucas)


Lucas: Ventarrónnnnn, Ventarrónnnnn, Ventarrónnnnn.
(El Ventarrón llega con demasiada fuerza y da de vueltas al viejo Lucas, le pregunta donde estaba, pero el siempre trata de humillar al hijo del viejo Lucas, y se entabla el siguiente dialogo de versos)


El Tlacololero:
Ya estoy preparado
Sin ninguna dilación
Acompaño al ventarrón
Que comience la función

Moranchi:
Tú como Tlacololero
Que vives en tu tlacocol
Sabes donde es la guarida
De ese pérfido animal

Tlacololero:
Este es el tigre afamado
Que bajo del peñascal
Gran susto les vino a dar
A todos los del jacal

Ventarrón:
Ya estoy listo como el viento
Ya  me preparo a luchar
Con ese tigre maldito
Que nos viene a malorear.

Tlacololero:
No me eches tantas bravatas
Para que haces tanto estruendo
Cuando el tigre se te presente
A ver si te estás riendo

(Tócale maestro del tambor)

(Después de que pasaron el perico y el sancudo, solo regresa el sancudo y da aviso que su hijo de Lucas se lo llevó el tigre, por esto se mandan a los demás hijos, más rápido para haber si lo pueden encontrar, cuando regresan los otros hijos el Zopilote encuentra el arco todo ensangrentado y esto les da las esperanza de encontrarlo ya muerto  o vivo, por ello mandan mas a prisa a sus otros dos hijos, cuando regresan estos  últimos llegan cargando al perico y les preguntan donde lo encontraron, pero como llaga mal herido, llaman a la curandera, para que lo atienda, mientras que les preguntan a sus hijos si ya está listo el camino, contesta el venado.)

El venado: Ya acabamos de limpiar el camino viejo Lucas, quiere que ustedes vayan a revisar el trabajo, teniendo mucho cuidado, porque los tigres andan muy cerca y se los pueden devorar.

Moranchi: ya tendremos mucho cuidado de acabar con este animal, tócale maestro del tambor.

(Los viejos salen a revisar el camino, cuando regresan se preparan para trampear al tigre, toman la manicordia, la prueban para checar su resistencia, llaman a la perrita Capachichona y ponen la trampa, ponen de carnada a  la vaca, para que más pronto caiga el tigre a la trampa)

Lucas: Oye viejo Moranchi, ya que terminamos de limpiar el camino, seguiremos en busca del tigre; tócale maestro que ya nos vamos al cerro en busca de ese animal.

(Moranchi y el Lucas, ejecutan el bailete de la muerte del tigre y bailaran alrededor de las dos filas)

El viejo Moranchi le hace el engaño a Lucas y simula que le va a tirar la manicordia y le dice:

Moranchi: Ay te va viejo Lucas

(Y no le tira nada, estos engaños deben de ser varias veces)

(Ya que se la aventó bailan nuevamente el bailete de la muerte del tigre el viejo Moranchi va por dentro de las filas el viejo Lucas va por fuera y al contrario, después se hace la prueba de resistencia de la manicordia, para esto se le da vuelo por el frente y por atrás a una de las filas de los danzantes diciendo)

Moranchi y Lucas: Será por aquí, será por acá, será por aquí, será por acá, será por aquí, será por acá, será por acá.

(Vuelve a bailar el bailete de la muerte del tigre para que la manicordia la arrolle el viejo Moranchi y se quede con él, para poder hacer la trampa del tigre dándole un extremo a cada danzante, cruzándola en forma de zigzag)

(Siguen bailando los dos viejos, mientras que la perrita la Capachichona o busca la vida persigue al tigre para que entre a la trampa, el tigre pasa por la trampa dos o tres veces, para que caiga más pronto le ponen como carnada a la vaca y en la cuarta vez que cruza por la trampa lo atrapan)

Tecuanes: Ya cayó el tigre, ya cayó el tigre, ya cayó el tigreeeee, vengan  viejos ya cayó en la trampa el tigre.

Lucas: Ya cayo el tigre viejo Moranchi hay que acabarlo de matar no sea que nos vaya a devorar.

Moranchi:

Hagamos luego el reparto
Que esto sea sin dilación
Que ya es hora de dormir
Y de acabar la función.

Lucas: Si viejo Moranchi, tu repartes de la cintura para arriba y yo reparto a mis hijos de la cintura para abajo, empieza ya viejo Moranchi, que ya quiero ver la repartición.

Moranchi:

La cabeza para doña Teresa
Las orejas para las viejas
Los ojos para los flojos
Las narices para las Ruices
La trompa para las broncas
Los dientes para los parientes
La lengua para las rengas
Los colmillos para los zorrillos
Los sesos para los presos
Los brazos para los guachos
Las manos para los enanos
Los dedos para los güeros
Las uñas para las concuñas
El ombligo para los amigos
Las costillas para las tortillas
El bofe para don Onofre
El corazón para los que tengan comezón
Las tripas para tía Lipa
La panza para tía Pancha
La asadura para el señor cura.

El viejo Lucas: Ahora voy yo a repartir, viejo Moranchi de la cintura para abajo es mío, vamos Moranchi mucho oído tú y  mis hijos.

Las caderas para las taqueras
La cola para la tía Bartola
Las piernas para las tiernas
Las patas para los tatas
Las uñas para las concuñas
Y el cuero para los tecuanes

A una sola voz  los tecuanes gritan ¡tecuaneros!

Moranchi: Este es el homenaje que año con año se rinde en este teocali, donde se veneran a sus dioses, con esa fe tan arraigada que conmueve a todos los corazones, no olvidemos esta danza que es la más antigua de todas; y los esperamos el año venidero.

FIN



Moranchi: Mira Tetiaxca véndemela, tú me dices cuanto quieres por ella.

Tetiaxca: No la presto ni la vendo porque es la única que tengo.

Moranchi: Si no la vendes, préstamela, para trampear el tigre que tanto daño nos ha hecho.

Lucas: si hijo mío préstanosla para poder trampear el tigre porque se pueden acabar nuestros ganados.

Tetiaxca: Bueno papá, no se las vendo, se las voy a prestar con la condición que me la devuelvan cuando ya no la ocupen.

Moranchi: Está hecho el tiro Tetiaxca, presta la manicordia para medirla, haber cuantas brazadas tiene para ver si nos alcanza para poner la trampa.

Tetiaxca: Aquí la tiene usted en sus manos viejo  Moranchi y bien puede medirla pero es tan larga que en toda esta noche no acabará de medirla.

Moranchi: No hay cuidado Tetiaxca aunque esté tres días midiendo la manicordia, lo bueno es que ya nos la prestaste.

Moranchi: Haber viejo Lucas mide la manicordia y yo cuento las brazadas.

Moranchi: Haber viejo Lucas vamos al grano nada más quiero que hables recio porque no oigo porque ya estoy muy viejo.

(Lucas mide las brazadas y  Moranchi las cuenta)

Moranchi: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 12, 15, 18.

Lucas: ¿Qué pasó viejo Moranchi? a penas van 6 y tu ya contaste hasta 18 brazadas.

Lucas: Vamos de nuevo viejo Moranchi


Moranchi: 1, 2, 3, 4, 5, 10, 14

Lucas: No viejo Moranchi así no vamos a acabar en toda la noche, fíjate bien cuantas brazadas voy midiendo.

Moranchi: Bueno viejo Lucas ahora si me voy a fijar muy bien, cuantas brazadas vas a medir.

Lucas: fíjate bien Moranchi, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22.

Moranchi: Que dices viejo Lucas ¿nos alcanza para la trampa?

Lucas: Naturalmente que sí nos alcanza para la trampear al tigre, sólo nos faltan 6 tiradores con sus flechas y un perro para que busque al tigre, y yo sé que tienes un  hijo que se llama Xocoyotzin que tiene una perrita y quiero que lo llames haber si nos la presta.

Moranchi: Como debes saber viejo Lucas que este muchacho se encuentra muy lejos de estos cerros cuidando el ganado no sé si tenga su perro pero lo voy a llamar para que nos diga si lo tiene o  no; fíjate muy bien viejo por dónde grita.

Moranchi: Xocoyotzinnnn, Xocoyotzinnnn, Xocoyotzinnnnnnn ¿Por dónde gritó viejo Lucas?

Lucas: Me parece que gritó por Veracruz

Moranchi: No viejo gritó un poco más lejos.

(El Xocoyotzin contesta a la de tres veces y se presenta con  su padre).










Moranchi: ¿Qué pasó contigo? ¿Dónde andabas  que tanto te he estado llamando?

Xocoyotzin: Andaba muy lejos cuidando el ganado y buscando liebres para comer.

Moranchi: No te pregunté de las liebres te digo que  dónde andabas.

Xocoyotzin: Pues cuidando nuestro ganado que me dijiste.

Moranchi: Bueno ya supe a donde andabas, quiero que me digas si es verdad que  tienes una perrita, porque mi compañero Lucas dice que tienes una perra muy brava ¿qué es cierto?

Xocoyotzin: Sí papá es muy cierto que tengo una perrita muy brava que del comal se roba las tortillas para comérselas y hasta los dientes le truenan cuando se está comiendo las tortillas con todo y piedritas, por eso digo que es muy brava porque hasta las piedritas muerde.

Moranchi: Aquí mi compañero quiere  que no las vendas o nos la prestes para llevarla al cerro para buscar al tigre.

Lucas: Sí Xocoyotzin véndenos tu perrita o préstamela para que nos ayude a buscar los tigres que tanto nos perjudica.

Xocoyotzin: No se las vendo, mejor se las voy a prestar, con la condición de que yo la voy a llevar para que busquemos el tigre afamado.

Lucas: Bueno Xocoyotzin, enséñanos tu perrita, para ver que tan brava es.

(Xocoyotzin simula que se las echa a los viejos. La perrita ladra y simula morderlos)

Lucas: Agárrala, agárrala no me vaya a morder, es muy brava, muy buena para cazar al tigre, quiero que me digas como se llama, para hablarle por su nombre y no nos muerda.

Xocoyotzin: Se llama busca la vida o Capachichona y come cuando se puede, así se llama

Lucas: ¡Así se llama!

Moranchi: ¿Qué dices  viejo Lucas, qué otra cosa nos falta para empezar a trabajar?

Lucas: Mira viejo Moranchi, nos falta una cosa muy importante.

Moranchi: ¿Qué es lo que falta viejo Lucas?

Lucas: Pues nos falta escoger los palos más fuertes para la trampa del tigre.

Moranchi: Y tú qué dices viejo Lucas qué madera será más fuerte para este trabajo.

Lucas: Pues entre los dos buscaremos la madera más fuerte, para mí el palo más fuerte es el, cazahuate, la pepicha, el romerito, el quintonile y el pápalo.

Lucas: ¿Qué te parece viejo Moranchi?

Moranchi: Sí ¡muy fuertes! Pero ahora me toca a mí, escucha nada más viejo, los palos más fuertes son el café, la malva, la jarrilla, el zomaque, malvavisco y la mala mujer.

Lucas: Pues me parece que toda esta madera que hemos dicho es muy fuerte y con esto ya todo está preparado para poder trampear el tigre y matarlo.

Moranchi: Falta algo viejo Lucas, ir a limpiar el camino que nos lleva a la guarida del tigre, para eso que te parece si vamos los dos.

Lucas: Muy bien viejo Moranchi.

Moranchi: Haber maestro tócale al tambor para empezar la función.

(Sale el viejo Lucas y el viejo Moranchi bailando, pero a la  mitad del camino se regresa el viejo Moranchi y lo espera en su lugar, al regresar el viejo Lucas le  reprocha al viejo Moranchi.)

Lucas: Viejo Moranchi porque me dejaste a medio camino, ahora te toca ir a ti solo a limpiar el camino.

(El viejo Moranchi argumenta  porque lo dejo a medio camino)


Moranchi: Si voy a limpiar el camino pero con la condición de que me vas a acompañar, porque me puede comer el tigre.

Lucas: Bueno viejo Moranchi te voy a acompañar a limpiar el camino, vamos viejo que ya el tigre nos espera a ya en la serranía. Tócale maestro al tambor.

(El viejo Lucas se regresa de medio camino a su lugar, cuando regresa el viejo Moranchi llega)


Moranchi: Ay viejo Lucas  ya llegué de limpiar el camino, por poco me come el tigre y vengo muy cansado, el camino está muy feo, es necesario que vallan nuestros hijos a limpiar el camino y les daremos sus flechas para que se defiendan y no se los vaya a comer el animal.


Lucas: Eso mero estaba pensando viejo Moranchi que vayan de dos en dos de nuestro hijos, dándoles a cada uno sus flechas y arco, para no se los vaya a comer el tigre.

(El maestro con todo esmero tocará el son de la muerte del tigre hasta  acabar las dos filas de los danzantes, cada uno de los viejos ira llamando a sus hijos y al llamarlos, responderán detrás de los viejos, se presentara un hijo y después el otro, preguntándoles donde estaban y ellos contestaran que es lo que estaban haciendo y en donde se encontraban, todos los hijos de los viejos tienen nombre de animales y bajo esos nombres tendrán que responder)

Moranchi: Oye viejo Lucas hay que mandar pues a nuestros hijos a limpiar el camino.

Lucas: Bueno viejo Moranchi hay que llamarlos para empezar a trabajar.

Moranchi: Llama a tu hijo viejo Lucas, ese tal Salvador.

Lucas: Ahorita viejo Moranchi, escucha por donde contesta, Salvadorrrrrr, Salvador, Salvadorrrrrr.

(El Salvador llega junto a su padre, y él le pregunta en dónde andaba)

Lucas: Ahora llama a tu hijo ese tal Maravilla.

Moranchi: Claro que si viejo Lucas.

(Después de llamarlo, le dice que va a ir a limpiar el camino, con un hijo del viejo Lucas y se entabla un diálogo)

(Después de ponerse de acuerdo, el viejo Lucas dice los siguientes versos)


Lucas:

Vamos, vamos compañeros
Ya es hora de trabajar
Por esos montes y cerros,
Busquemos a ese animal,
Porque todo el vecindario
Ya se ha venido a quejar
De todas las fechorías
De esa fiera de Satán.

Alístense sin tardanza
Todos los de esta cuadrilla
Y no se lo tomen a chanza
Que lo diga el Maravilla.

Tú como Salvador,
Da razón de este animal
Que es causa de muchos males
Y no se puede a aguantar
El salvador: hasta el gusto me retoza
Y el corazón se me estremece
De saber que ha de morir ese animal
Que ya sentenciado aparece

Este es el tigre afamado
Que bajo de las trincheras
Gran susto les vino a dar
A todas las lavanderas.

Moranchi:
Maravilla ponte listo
Ya se te llegó tu turno
Si ya dormiste un poco
Ve pronto a la madriguera
A buscar ese animal
Tú eres  el Maravilla
Que te vives en tu maravillar
Da razón del tigre pronto
No te vayas a asustar.

Maravilla:
Ya estoy curado de espanto
Y listo para emprenderla
Por todos estos barrancos
Traigamos a ese animal

El salvador:
Ya viene el tigre afamado
Pero viene ya contrito
Ya mi perro lo ha nalgueado
Yo por poco resucito.

Lucas:
Prepárense a la función
Ya nadie se haga para atrás.

Maravilla:
Ora maestro de la flauta
Alégreme el corazón
Y si acaso me muriera
Que no se sienta ni el rozón
Que me ha de dar el tigrillo
Si me aplomo en la ocasión

(Los primeros hijos se van a limpiar el camino, los viejos les dan los arcos y las  flechas para poderse defender del tigre, cuando los hijos regresan les preguntan cómo está el camino y ellos contestan que muy feo y que se necesita que vallan otros de sus hermanos, los viejos llaman a otros dos de sus hijos)

Moranchi: Tlacololerooooo, Tlacololerooooo, Tlacololerooooo
(Después de preguntarle dónde estaba, llaman al otro hijo de Lucas)


Lucas: Ventarrónnnnn, Ventarrónnnnn, Ventarrónnnnn.
(El Ventarrón llega con demasiada fuerza y da de vueltas al viejo Lucas, le pregunta donde estaba, pero el siempre trata de humillar al hijo del viejo Lucas, y se entabla el siguiente dialogo de versos)


El Tlacololero:
Ya estoy preparado
Sin ninguna dilación
Acompaño al ventarrón
Que comience la función

Moranchi:
Tú como Tlacololero
Que vives en tu tlacocol
Sabes donde es la guarida
De ese pérfido animal

Tlacololero:
Este es el tigre afamado
Que bajo del peñascal
Gran susto les vino a dar
A todos los del jacal

Ventarrón:
Ya estoy listo como el viento
Ya  me preparo a luchar
Con ese tigre maldito
Que nos viene a malorear.

Tlacololero:
No me eches tantas bravatas
Para que haces tanto estruendo
Cuando el tigre se te presente
A ver si te estás riendo

(Tócale maestro del tambor)

(Después de que pasaron el perico y el sancudo, solo regresa el sancudo y da aviso que su hijo de Lucas se lo llevó el tigre, por esto se mandan a los demás hijos, más rápido para haber si lo pueden encontrar, cuando regresan los otros hijos el Zopilote encuentra el arco todo ensangrentado y esto les da las esperanza de encontrarlo ya muerto  o vivo, por ello mandan mas a prisa a sus otros dos hijos, cuando regresan estos  últimos llegan cargando al perico y les preguntan donde lo encontraron, pero como llaga mal herido, llaman a la curandera, para que lo atienda, mientras que les preguntan a sus hijos si ya está listo el camino, contesta el venado.)

El venado: Ya acabamos de limpiar el camino viejo Lucas, quiere que ustedes vayan a revisar el trabajo, teniendo mucho cuidado, porque los tigres andan muy cerca y se los pueden devorar.

Moranchi: ya tendremos mucho cuidado de acabar con este animal, tócale maestro del tambor.

(Los viejos salen a revisar el camino, cuando regresan se preparan para trampear al tigre, toman la manicordia, la prueban para checar su resistencia, llaman a la perrita Capachichona y ponen la trampa, ponen de carnada a  la vaca, para que más pronto caiga el tigre a la trampa)

Lucas: Oye viejo Moranchi, ya que terminamos de limpiar el camino, seguiremos en busca del tigre; tócale maestro que ya nos vamos al cerro en busca de ese animal.

(Moranchi y el Lucas, ejecutan el bailete de la muerte del tigre y bailaran alrededor de las dos filas)

El viejo Moranchi le hace el engaño a Lucas y simula que le va a tirar la manicordia y le dice:

Moranchi: Ay te va viejo Lucas

(Y no le tira nada, estos engaños deben de ser varias veces)

(Ya que se la aventó bailan nuevamente el bailete de la muerte del tigre el viejo Moranchi va por dentro de las filas el viejo Lucas va por fuera y al contrario, después se hace la prueba de resistencia de la manicordia, para esto se le da vuelo por el frente y por atrás a una de las filas de los danzantes diciendo)

Moranchi y Lucas: Será por aquí, será por acá, será por aquí, será por acá, será por aquí, será por acá, será por acá.

(Vuelve a bailar el bailete de la muerte del tigre para que la manicordia la arrolle el viejo Moranchi y se quede con él, para poder hacer la trampa del tigre dándole un extremo a cada danzante, cruzándola en forma de zigzag)

(Siguen bailando los dos viejos, mientras que la perrita la Capachichona o busca la vida persigue al tigre para que entre a la trampa, el tigre pasa por la trampa dos o tres veces, para que caiga más pronto le ponen como carnada a la vaca y en la cuarta vez que cruza por la trampa lo atrapan)

Tecuanes: Ya cayó el tigre, ya cayó el tigre, ya cayó el tigreeeee, vengan  viejos ya cayó en la trampa el tigre.

Lucas: Ya cayo el tigre viejo Moranchi hay que acabarlo de matar no sea que nos vaya a devorar.

Moranchi:

Hagamos luego el reparto
Que esto sea sin dilación
Que ya es hora de dormir
Y de acabar la función.

Lucas: Si viejo Moranchi, tu repartes de la cintura para arriba y yo reparto a mis hijos de la cintura para abajo, empieza ya viejo Moranchi, que ya quiero ver la repartición.

Moranchi:

La cabeza para doña Teresa
Las orejas para las viejas
Los ojos para los flojos
Las narices para las Ruices
La trompa para las broncas
Los dientes para los parientes
La lengua para las rengas
Los colmillos para los zorrillos
Los sesos para los presos
Los brazos para los guachos
Las manos para los enanos
Los dedos para los güeros
Las uñas para las concuñas
El ombligo para los amigos
Las costillas para las tortillas
El bofe para don Onofre
El corazón para los que tengan comezón
Las tripas para tía Lipa
La panza para tía Pancha
La asadura para el señor cura.

El viejo Lucas: Ahora voy yo a repartir, viejo Moranchi de la cintura para abajo es mío, vamos Moranchi mucho oído tú y  mis hijos.

Las caderas para las taqueras
La cola para la tía Bartola
Las piernas para las tiernas
Las patas para los tatas
Las uñas para las concuñas
Y el cuero para los tecuanes

A una sola voz  los tecuanes gritan ¡tecuaneros!

Moranchi: Este es el homenaje que año con año se rinde en este teocali, donde se veneran a sus dioses, con esa fe tan arraigada que conmueve a todos los corazones, no olvidemos esta danza que es la más antigua de todas; y los esperamos el año venidero.
                                                                             
                                                                   FIN 
LIBRO DE LOS TECUANES





Información obtenida del libro DE LOS TECUANES.
Si deseas adquirir este libro, llama al  cel: 7351506920 o envía un correo a: cami17_4@hotmail.com; oscarcortespalma@gmail.com; ; o www.facebook.com/OscarCortesPalma

Este libro tiene en total  232 páginas, contiene además mapas, fotos y guiones de la danza-drama de los tecuanes.
Libro de los tecuanes
cel: 7351506920
Email: cami17_4@hotmail.com; oscarcortespalma@gmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares