jueves, 23 de julio de 2015

Leyenda de la temporada de lluvias y los jaguares.

El Atzatzilistli. (Petición de lluvias) 

Relator: Profr. Eugenio Sánchez Esquivel; Recopilación: Moisés Jiménez Silverio

* Entrevista a varios ancianos del “lugar de las estrellas” Zitlala, Guerrero.

En un principio cuando se formó la tierra, los hombres vivían en la abundancia, había mucho alimento, los campos estaban verdes, todo estaba controlado, la lluvia, el sol, los meses, los días y las horas; existía de manera correcta el TONAL POUAJLI (conteo del tiempo), los hombres sabían cuando ofrecer sacrificios en ofrenda a sus dioses buenos y malos, tenían controlado el MESTIKAPAN (mes) con sus cinco días aciagos o de mala ventura, sabían cuando bajaba la SIUATEYOTL (hombre disfrazado de mujer), el MAYANTLI (El hambre) por eso con anticipación ofrecían ofrendas y peregrinaban a los pantitlanes (la cima plana del cerro), a los Zitlaltepetl (cerro de las estrellas), en las lagunas y manantiales, colocaban todos los regalos y sacrificios.
  
 Todo esto se hacia en honor al dios Tlalok (Dueño de todas las deidades del agua) con sus cuatro Tlalokes que estaban colocados en los cuatro puntos cardinales que tenían en su poder los elementos naturales: el viento, el agua, el fuego y el suelo todo esto lo sostenían en unos jarros en cuyo interior se encontraba el control de los diferentes tipos de Lluvia, las que producían cosechas buenas y las que dañaban todo lo que encontraban a su paso, las que causaban heladas.



Los Tlalokes golpeaban las vasijas producían el Trueno, cuando estas se rompían producían los rayos y la lluvia. TLALOK vivía en la parte superior de los cielos sobre el TONAKATEPETL (Cerro de las semillas) conocido actualmente como CRUSCO lugar de la cruz fue entonces que por descuido de los hombres perdieron el TONALPOUAJLI (conteo del tiempo) al saber esto los dioses se enojaron y en castigo mandaron las calamidades, bajo la SIUATEYOTL, MAYANTLI, que muy pronto empezó a dominar a los hombres.

La tierra moría, las aguas se secaban, no existía el tiempo ni el espacio, los hombres morían desesperados, fue entonces cuando ZITLALIN (Mujer estrella) se encamino para ir a ver a AKATL (Carrizo) gobernantes de sus pueblos, para platicar sobre la situación que sus reinados estaban viviendo y entonces decidieron pedir clemencias al dios TLALOK, petición que no fue aceptada, imploraron muchas veces pero no fueron escuchados ni el dios supremo HUITZILOPOCHTLI (Sol), EJECATL (Viento), SENTEOTL (Maíz). 




Nadie escucho sus ruegos, los hombres eran mandados a MIKTLAN (Infierno) para que se los comieran, gemían de dolor pidiendo comida, desesperados los gobernantes imploraron. 

AKATL: Levántate ya; semilla hecho trato, aroma de mil flores, cabello de pluma de Ketzal (ave de mil plumas) que tus manos toquen la tierra que te vio nacer, portadora de la falta de estrellas, naciste en la Youajli (noche) y de tus pechos salió la leche que cubre el Iztaksihuatl (mujer blanca dormida) y PopocaTepetl (cerro que humea) tus lagrimas son perlas que como el rocío bañan los ríos, fuiste portadora de luz espejo en el que se reflejan los hombres, sales temprano y caminas todo el día, alumbras dando luz para todos, hoy te olvidas de tu propia existencia en este pueblo, estos hombres, mujeres, niños y ancianos ellos están llenos de miseria y hambre. Sabio como siempre alumbra ya el cerro del Zitlaltepetl, dicho esto Akatl se quedo dormido y de sus entrañas surgió un jaguar de color verde, era su Nahual por su parte Zitlalin pide al dios de la misma forma implora el perdón para los hombres, también se queda dormida y de sus entrañas surge un jaguar amarillo cuando esto sucedió los dos jaguares Nahuales de Akatl y Zitlalin se pusieron a platicar.

Ahora que estamos convertidos en animales, será más fácil ayudarles a los hombres para traerles el sustento podemos subir al TONAKATEPETL y robar las semillas para ello haremos un plan como la entrada del Tonakatepetl está vigilada por las tzicatanas (hormigas grandes) esta no deja por ningún momento la entrada de la cueva.


Entonces, platicaron más de cerca para que no se escucharan su planes, se pusieron de acuerdo dijeron que el jaguar verde subiría por la parte de enfrente del cerro y el jaguar amarillo por la parte de atrás.

Así lo hicieron subieron y subieron al primero que vieron fue al jaguar verde, las hormigas salieron a su encuentro para preguntarles que quería, este les contestó: vengo a platicar con ustedes allá abajo ya me cansaron los lamentos de los hombres, ya no aguanto se quejan de todo, por eso he subido hasta este lugar para divertirme un rato, las hormigas estuvieron de acuerdo y empezaron a jugar y claro como estaban bien entretenidos jugando no se dieron cuenta cuando el jaguar amarillo llegó a la entrada de la cueva.

Como pudo el jaguar amarillo agarro todas las semillas que pudo de maíz, frijol, calabaza y se apresuro a salir de la cueva, su sorpresa fue grande habían sido descubiertos por el dios Tlalok quien los miraba con enojo y les dijo: Que fácil les resulto esta hazaña, se olvidaron de los dioses y pensaron solo en los hombres, piensan que ellos se los agradecerán, que tontos fueron, si pensaron así, ellos merecen este castigo porque no supieron aprovechar lo que se les dio en el principio ellos abusaron de la madre Tierra  y lo mas peor es que olvidaron el Tonalpouajli.


Ustedes también se olvidaron de Dios abusaron del poder que se les dio por eso tu Zitlalin y Akatl quedarán convertidos en animales ese será su castigo en ese momento manda a sus Tlalokes con rayos relámpagos, tempestad viento y el sol con toda su intensidad al ver esto los jaguares rodaron cuesta abajo tratando de escapar de la furia de Tlalok. Rodaron y rodaron hasta llegar al pie del cerro del Tonakatepetl el pueblo los esperaba, el jaguar amarillo busco las semillas y al darse cuenta que todas esas semillas las tiro en el suelo al rodar junto con el jaguar verde, se enojo y le reclamo al otro jaguar discutieron mucho que empezaron a pelear entre ellos, la pelea duro mucho tiempo se sacaron sangre con los zarpazos y golpes que al fin cayeron rendidos los dos fue entonces cuando se dio cuenta el pueblo que a su alrededor habían salido semillas nuevas de maíz, frijol y calabaza eran las semillas que el jaguar amarillo había tirado en el suelo y con el agua, el viento, el sol las semillas germinaron.

Los hombres creyeron que era por la pelea de los dos jaguares, como el cerro empezó a florecer, los ríos empezaron su movimiento, el sol empezó a caminar el sacrificio de los jaguares, los dioses perdonaron a los hombres y desde entonces cada año celebran el ATZATZILISTLI se visten de jaguares pelean, danzan suben a los cerros más altos como el ZITLALTEPETL y CRUZCO hacen sacrificios de animales vivos combinado hoy con rezos y alabanzas en honor a la cruz. Esta celebración se desarrolla el 25 de abril de cada año, este día suben los fiesteros de los 3 barrios del pueblo para limpiar la cruz, la explanada para las danzas, y cortan leña. Esta celebración le llaman (San Marcos) y es hasta el día 2 de Mayo cuando suben al cerro del Cruzco, fiesteros, las danzas: los Tlacololeros, los machos y los tecuanis en esta ocasión solo bailan en la explanada de la cruz, ofrendan con flores, velas y rezan la celebración de este día le llaman el día de la (Santa Cruz) hacen comida para todo el pueblo que asiste a este lugar. 

Es hasta el día 5 de mayo cuando se lleva a cabo la gran pelea de jaguares o tecuanis en honor del Atzatzilistli formándose en ese día dos bandos de tecuanis, el primero formado por el barrio de san Francisco y la comunidad de Tlaltenpanapa el segundo grupo es formado por el barrio de san Mateo, la cabecera y la comunidad de Coapexco pasan por pareja al centro de la plaza cívica y se golpean con un mazo hecho de reata de lazar gana el que aguanta mas golpes. 




Su único vestuario es mascara de piel de res, un traje de jaguar en forma de overol y su cuarta de reata. Les toca la banda de música de viento, los que pelean no guardan ninguna rivalidad ellos saben que la pelea es en honor a los dioses y para que estas tierras tengan buen temporal de lluvias y abundantes cosechas de maíz, frijol y calabazas.



©Relator: Profr. Eugenio Sánchez Esquivel; 
Recopilación: Moisés Jiménez Silverio
©Grupo de tecuanes de Zitlala, Guerrero.





Libro de los tecuanes
cel: 7351506920
Email: cami17_4@hotmail.com; oscarcortespalma@gmail.com
facebook.com/oscarcortespalma
twitter: oscarcortespalm  

Email: cami17_4@hotmail.com; axochiapancultural@hotmail.com
Facebook: https://www.facebook.com/OscarCortesPalma
https://www.facebook.com/danzadelostecuanes1
https://www.facebook.com/danzadelostecuanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares