miércoles, 29 de mayo de 2013

Julio de 1542.  Inicio de lo construcción de la iglesia San Pablo Apóstol de Axochiapan.

Por Óscar Cortés Palma





Después de la conquista militar del principal foco de resistencia nativa en México –Tenochtitlan por parte de la confederación Indígena-española, el Rey  de España envió religiosos para evangelizar a sus nuevos vasallos.

En la región localizada en las faldas del Volcán Popocatépetl, la construcción de los nuevos conventos religiosos fue realizada principalmente por los monjes Franciscanos, Dominicos y Agustinos.

Como por ejemplo, el convento de Huejotzingo, que fue iniciada su construcción en 1526,  es uno de los conventos más impresionantes que se pueden visitar en el país, posteriormente los franciscanos dirigieron la construcción del Convento de Huaquechula (en 1531), ambas poblaciones Huaquechula y Huejotzingo anteriormente fueron aliadas a las tropas españolas que conquistaron otros poblados de los actuales países de México y Guatemala.

 
Convento de Huejotzingo, Puebla. (Construido por religiosos franciscanos)

Iglesia de Axochiapan. (Se cree que su construcción fue iniciada por religiosos franciscanos, quienes en breve tiempo lo cedieron a los religiosos agustinos)


Sucesivamente, los frailes franciscanos avanzaron rápidamente hacia el sur erigiendo conventos en Chietla, Tzompahuaca, Axochiapan y Teotlalco.

La rapidez con la cual se erigieron nuevas construcciones solo puede explicarse por el apoyo militar de los nativos aliados;  y por la docilidad y nobleza de los nativos de la región, quienes participaron entusiastamente con mano de obra, alimentos e ideas en la edificación de los templos cristianos y en las celebraciones religiosas.


Cientos de Tlacuilos (dibujantes), Tetzotzontles, Tetlapanaliztlis (canteros) y Tamemes (cargadores) edificaron los conventos bajo la dirección y vigilancia de los arquitectos franciscanos.


Pero, en el año de 1533  llegaron los monjes Agustinos a la región, y un año después de su llegada ya habían empezado a dirigir la construcción del Convento de Ocuituco, (Primer Convento Agustino del continente Americano) e iniciaron un rápido avance hacia el sur construyendo templos cristianos en Yecapixtla, Zacualpan de Amilpas, Tlayecac, Jantetelco, Jonacatepec, Tepalcingo, e incluso despojaron a los monjes franciscanos, reducidos en número, de varios pueblos de su zona de influencia, como por ejemplo de Axochiapan, Chietla, Tzompahuacan y Teotlalco.



El principal Arquitecto de los Franciscanos fue Fray Juan de Alameda  (llamado el Arquitecto de los Volcanes) originario de la provincia de la Concepción, España llegó a América junto con el primer obispo don Fray Juan de Zumárraga en el año de 1528. Aprendió rápidamente la lengua náhuatl, que llegó a hablar con bastante soltura; con ella predicó y enseñó a los nativos algunas ciencias y artes relacionadas con la construcción.

Fue el arquitecto de los monasterios de Huejotzingo, Huaquechula y posiblemente Calpan localizados en las faldas del Volcán Popocatepetl, y probablemente también construyó el de Tula en el actual estado de Hidalgo porque predicó unos años en ese lugar.

Sus restos se encuentran en el convento de Huaquechula, donde reza: “En este claustro reposan los restos del insigne constructor de este convento Fray Juan de Alameda, muerto el 15 de diciembre de 1570”.

                                           
                                               Iglesia de Axochiapan, Morelos







Fray Juan de Alameda fue de los primeros frailes en llegar a Axochiapan, Según un documento del AGN que menciona:



"Hoy se cuenta el mes de julio de mil quinientos cuarenta y dos, aquí nos hallamos en la iglesia y les vino a dar sus tierras nuestro padre Fray Juan de Alameda en nombre de su majestad de España(..)

Al día siguiente Fray Juan de Alameda con los representantes de Jonacatepec y los pueblos circunvecinos de Alchichica, Teotlalco, Zumpahuacan  y  Tlancualpican salieron para que se señalara los linderos del poblado de Axochiapan, y al finalizar las jornadas de reconocimiento.  

“…Sobre un pulpito de madera […] les dio a entender el padre Fray Juan de Alameda como ya recibieron la posesión en nombre de su majestad por todo el monte tiene veinte caballerías y que no pueda ser vendido ni que se learriende a algún español y el que así lo hiciere será castigado y si fuere principal seis meses de cárcel y cincuenta y cinco pesos de pena (…)

Y se hizo en mexicano por que no entienden la lengua castellana, que después trasmuten en Castilla por si algún juez los defendiere para que ninguno losinquiete pueblo o español […]  calificamos, con nuestros nombres y firmas.(19 Rubricas)
Testimonio relativo al pueblo de Axochiapan - expendido al señor don Julio Sánchez, apoderado de dicho pueblo, el 30 de junio de 1886 - Archivo General de la Nación. 



Cabe destacar que los Hacendados de Tenango siempre consideraron falso el documento de  otorgamiento de las tierras al pueblo de Axochiapan.

 Finalmente,  el hecho de que la Iglesia de Axochiapan sea tan pequeña en comparación con las otras edificaciones de Fray Juan de Alameda solo puede explicarse con la idea de que la población en la zona era muy reducida o que solamente estuvo presente en su inauguración pero que no dirigió la construcción de la misma.

© Texto: Óscar Cortés Palma Investigador de la danza  de los tecuanes y de la historia del poblado de Axochiapan. Email axochiapancultural@hotmail.com; https://www.facebook.com/OscarCortesPalma 



Libro de los tecuanes
cel: 7351506920
Email:cami17_4@hotmail.com
facebook.com/oscarcortespalma

twitter: oscarcortespalm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares