martes, 5 de mayo de 2015

LA PIEDRA DEL SOL DE AXOCHIAPAN

Por  Óscar Cortés Palma


En Axochiapan actualmente se encuentran incrustadas en una de las paredes del atrio de la iglesia dedicada a San Pablo Apóstol un par de piedras con símbolos prehispánicos una de esas piedras se encuentra tan deteriorada que resulta muy difícil apreciar su imagen, pero las personas mayores de la comunidad comentan que anteriormente se podía observar en ella a una serpiente; la otra piedra es claramente una representación del Sol.







Los pobladores locales desconocemos el significado de estas piedras, solo sabemos que han estado presentes desde por lo menos, el año de 1901, cuando se construyó la barda del atrio de la iglesia, y allí han permanecido, ya que aunque remodelaron la barda en 1987, las piedras continuaron, esto se debe a que los pobladores les otorgan cierto grado de misticismo, y además se considera a las piedras como símbolos de la historia del pueblo.


Se cuenta leyendas sobre esas piedras una de ellas, dice que cuando se intentó reubicar las piedras en otro lugar, empezaron a haber muchos difuntos, asi que se decidió volver a colocar en el lugar en donde estaban.


Hay que mencionar que esta no es la única piedra labrada con símbolos solares prehispánicos, ya que hay mas piedras en el país que se parecen al disco solar de piedra de Axochiapan, por ejemplo, uno se encuentra en Huaquechula, en el estado de Puebla.

Sobre este tema, algunos especialistas como Eduardo Matos Moctezuma, en alguna ocasión mencionaron que el disco solar labrado en la piedra de Axochiapan podría ser un “temalacatl”, y se cree que los “temalacatl “se colocaban en los lugares recién conquistados por los mexicas, hay que recordar que en los temalacatl se creen que se amarraba el pie de un prisionero, el cual era obligado a pelear contra otros guerreros para salvar su vida.





El Sol desde el punto de vista moderno es la estrella vital que nos da la  luz, que hace junto con el agua y otros elementos naturales que exista la vida, por eso  hace más de 500 años esto impresionaba mucho más a nuestros antepasados,  que  construyeron muchos monumentos solares, cuya representación más famosa es la Piedra del Sol, calendario Azteca ó “Cuauhxicalli”que se encuentra en el Museo Nacional de Antropología e Hiistoria.

Nuestros antepasados también creían en dioses solares como: Huitzilopochtli, Tezcatlipoca, Nanahuatzin, Tonatiuh, Tlalchitonatiuh y Tletonatiuh.  En la religión mexica, el Sol era importantísimo, por eso la representación del Sol era uno de sus símbolos fundamentales,  incluso algunos animales eran asociados al sol como el Águila; y otros a la noche como el Jaguar .


La Piedra del Sol de Axochiapan, Monolito Circular Mexica Es un bloque de piedra, compuesto de un solo elemento que tiene un diámetro de 80 centímetros, y 40 centímetros de ancho. Se encuentra labrada solo en la parte frontal. Se cree que los colocaban los mexicas al conquistar un territorio y trata sobre el culto a las deidades relacionadas con el sol. Fue descubierta oficialmente en 1901, aunque se cree que el pueblo ya tenía conocimiento de su existencia, y desde entonces, fue colocada en un muro de la Iglesia de San Pablo Apóstol. Todavía se aprecian sus símbolos prehispánicos.

© Texto Óscar Cortés Palma.   Facebook: https://www.facebook.com/danzadelostecuanes1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares