viernes, 24 de marzo de 2017

La lengua y los colmillos del tecuan.

 Por Óscar Cortés Palma

La Panthera onca, conocida popularmente como jaguar o yaguarete, es el felino más grande que recorre las tierras americanas, lo podemos encontrar en una gran diversidad de ecosistemas caracterizados por estar repletos de marañas o vegetación espesa cerca del agua dulce como los pantanos, las riveras, los ríos y los barrancos. En las serranías, los matorrales, las selvas tropicales, los bosques tropicales y en las zonas pantanosas. Aunque actualmente está en peligro de extinción,

Relacionado a esto, no es raro que el rostro del jaguar irrumpa  en los diseños de máscaras artesanales y tradicionales  arraigadas en esta región suriana.



En donde se representa al jaguar  desde remotos tiempos con su lengua por fuera y con retadores colmillos. Lo que nos hace recordar que en la remota antigüedad, en la época de México–Tenochtitlán, muchos seres mitológicos relevantes reverenciados comunitariamente eran retratados con aterradores colmillos y con la lengua por fuera.

Algunos de estos seres mitológicos reverenciados en los tiempos remotos aún se retienen imborrables en rastros arqueológicos como la piedra del sol, la piedra de Tlaltecutli y la roca de Tlaloc.

Esto nos acarrea un torrente de interrogantes, una de ellas es ¿Por qué se parecen las máscaras de tecuanes reinantes actualmente en las fiestas populares de muchas parroquias con los rostros de los seres mitológicos honrados en la antigüedad? Para responder esta interrogante recurrimos al rostro de un felino de roca encontrada en la zona arqueológica de Cara Sucia de la república de El Salvador

Esta roca está labrada con el rostro de un jaguar mide 85 cm de diámetro y 30 cm de grosor. En la parte frontal tiene esculpida el rostro de un felino con terroríficos colmillos, la lengua por fuera, ojos redondos, cejas rechonchas, y orejas grandes y levantadas.


La antigüedad de este disco de roca con rostro de felino se remonta hasta 600 y 900 años después de Cristo fue labrado por la cultura de Cotzumalhuapa y fue redescubierto hace más de 100 años.

He comparado este retrato de felino de roca mesoamericana con las máscaras de madera, cuero y cartón que actualmente  elaboran los pobladores de la región en donde se representan tradicionalmente los tecuanes y me he dado cuenta de que están relacionadas.

Ambos retratos de felinos, el actual y el antiguo, tienen en el rostro cuatro colmillos retadores, la lengua por fuera, los ojos redondos y las orejas redondas y levantadas.

Por eso retomo la idea de que las máscaras de tecuanes de los estados de Morelos, Guerrero y Puebla son un remanente cultural muy remoto correspondiente al periodo mesoamericano que con el trascurrir del tiempo no se ha borrado y se aferra a la memoria colectiva. Otra hipótesis es que pudiera ser que las máscaras de tecuanes actuales están influenciadas por sus correspondientes máscaras de tecuanes que provienen desde los remotos tiempos de México-Tenochtitlán.

Agarrado a esto y debido a que hemos encontrado rocas labradas mesoamericanas representando el rostro de felinos con aterradores colmillos y la lengua por fuera. No es irreflexivo creer que en tiempos remotos de la antigüedad se realizaban máscaras de madera con características relacionadas a las actuales máscaras de tecuanes, y que dicha costumbre se encontraba muy arraigada en la antigüedad pero que no pudieron conservarse  esas máscaras debido al material con el que fueron arregladas lo que provocó que con el transcurrir de los siglos se arruinaran.

También he comparado las máscaras de tecuanes actuales con los rostros de otros seres mitológicos reverenciados en la antigüedad, concretamente con la vasija con el rostro de Tláloc que se encuentra expuesta en el Museo del Templo Mayor y me he dado cuenta de que se parecen en los terroríficos colmillos y la lengua por fuera,  con la diferencia de que la lengua de Tláloc es bífida y la de los tecuanes no.

 A continuación presento algunas máscaras de tecuanes (jaguares) con la lengua por fuera y los colmillos terroríficos. Estas máscaras son realizadas artesanalmente por las personas que participan en estas representaciones tradicionales de las fiestas patronales de los pueblos de la región centro-sur de México, la región suriana. También presento algunos rostros de seres mitológicos reverenciados colectivamente en los tiempos remotos de México –Tenochtitlán. Estos rostros de seres mitológicos también se parecen a las máscaras de tecuanes actuales porque ambas tienen la lengua por fuera y colmillos.

1.-Máscara de los tekuanis de Xoxocotla, Morelos.
2.-Máscara de tecuani de Acatlán de Osorio, Puebla.
3.-Máscara de los tecuanes de Olinalá, Guerrero.
4.-Máscara de los tecuanes de Alpuyeca, Morelos.
5.-Máscara de los tigres o tecuanes de Zitlala, Guerrero.
6.-Máscara de los tecuanes de Tetelpa, Morelos.
7.-Máscara de tecuani de Chipancingo, Guerrero.
8.-Piedra del Sol
9.- Piedra de Tlaltecutli
10.- Vasija de Tlaloc


 © Texto: Óscar Cortés Palma

Libro de los tecuanes



cel: 7351506920

Email:cami17_4@hotmail.com

facebook.com/oscarcortespalma

twitter: oscarcortespalm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares