martes, 4 de julio de 2017

Catalogación de los tecuanes en la literatura universal.

Catalogación de los tecuanes en la literatura universal.
Por Óscar Cortés Palma






La mayoría de los tecuanes son comedias satíricas que se actúan en ferias parroquiales surianas de México.
En la variante de tecuanes tipo Coatetelco, la finalidad de la representación es ridiculizar a un ranchero que contrata cazadores para cazar a un jaguar. Y burlarse del acto de cacería en sí.





Apela a la ironía, la parodia,  el sarcasmo y a otros mecanismos más para cumplir con este propósito. Y finalmente consigue expresar su rechazo a la sociedad latifundista al ridiculizarlos.

Lo hace de manera sutil, imita el comportamiento de los ricos terratenientes y de los cazadores de la época latifundista, de los perros de caza, del jaguar;  exagerando y minimizando demasiado el acto de cacería de un tecuani hasta transformarlo en una ridiculez, en una burla.

Ejemplos sobran:
1.- MALLESO: Ven; no te espantes. El Tecuani (tigre) es mansito. Lo abrazarás como si fuera moconetzin (tu hijo).

 2.- SALVADORCHI: El Viejo Rastrero (rastreador) tiene una perra de veras brava, anda por la peña, por los marañales, por los zacatales,  por los peñascales, por tecorrales).

3.-JUAN TIRADOR (cazador): Pues si Don Salvador de mela ni (de veras es) ricote, ricote ishquimilli carga de tomi para ir ya ni contento sino axcan amo  niaz (sino ahora no iré).

Otra característica habitual de la representación de los tecuanes, además de la exageración y minimización, es que en algunas variantes como los tecuanes de Acatlán de Osorio, Puebla y los tlacololeros de Chilpancingo, Guerrero, contienen poemas:

TLACOLOLEROS

“Éste es el Tigre, afamado Maizo,/ que bajó por aquel cerrito,/ gran susto le fue a pegar/ al señor del tamborcito./ Este señor asustado, Maizo,/ me ha venido a suplicar/ que cuando el Tigre lo agarre/ un son le ha de tocar”.


TECUANES

“Vamos, vamos compañeros/ ya es hora de trabajar/ por esos montes y cerros/ busquemos a ese animal./ Porque todo el vecindario/ ya se ha venido a quejar/ de todas las fechorías/ de esa bestia de Satán.

Otras obras literarias que tiene mucho en común con los tecuanes son la obra maestra de  “Don Quijote de la Mancha” (1605) de Miguel de Cervantes  en la que se burla de los caballeros andantes; “La vida de Lazarillo de Tormes”  (1605)  de autor anónimo, en este libro se muestras de manera irónica y despiadada los vicios y la hipocresía de la sociedad de la época;  “Los viajes de Gulliver” (1726) de Jonathan Swift que es una sátira de la naturaleza humana que solo busca posesiones; “Rebelión en la granja” (1945) de George Orwell que es una fábula mordaz de los líderes corruptos que con sus palabras defienden al pueblo y con sus hechos lo traicionan. Todas estas obras literarias, igualmente los tecuanes, son risibles pero tienen un mensaje.



Como desenlace de este escrito, mencionaremos que la obra de tecuanes, al mismo tiempo que es una burla despiadada y critica mordaz de la cacería de un tecuani (jaguar) durante la época latifundista que llevan a cabo el hacendado y sus cazadores.

También los tecuanes logran entretener y divertir al público gracias a sus características que son la danza, la poesía, la música, la mascararía, el vestuario, la ironía, la parodia,  el sarcasmo, el  humor, lo absurdo, la sátira, la burla y la ridiculización de los personajes.



LIBRO DE LOS TECUANES
Si deseas adquirir  el Libro de  tecuanes
Cel: 735 150 6920
Email: oscarcortespalma@gmail.com
facebook/oscarcortespalma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares