viernes, 4 de marzo de 2016

Los tecuanes de Tepalcingo

Texto: Óscar Cortés Palma

Fotos: Juan Jaime Garduño Blanco, Crisanto Rivelino

En muchos pueblos del centro-sur de México los “tecuanes” son un símbolo de la identidad comunitaria.

Por eso para estos pueblos, ciudades, regiones, etc., hay ciertas palabras que son comunes y cotidianas en sus vidas, una de estas palabras es la palabra “tecuanes”, que proviene de la lengua nahua y significa “fieras feroces”.

La palabra “tecuanes” está muy distribuida en estas poblaciones que se encuentran a la vez cerca de las ciudades del centro de México pero al mismo tiempo alejadas. Comunidades que muchos llaman indígenas, muchas de estas sin serlo pero que lo fueron antes como lo fue todo México.

En esta región la palabra “tecuanes” es tan normal, como también son sus variaciones fonéticas como: tekuanis, ticuanes, tecuan. Sin embargo a pesar de ser tan común, debido a que casi todos los pobladores de esta región ya no hablan el idioma nahua, el significado de la palabra tecuanes era un poco impreciso, al grado de que algunas personas llegaron a traducirlo como “personas locas”, pero el significado correcto es “fieras feroces”, y también es correcto definir la palabra tecuanes como: jaguares, lobos, tigres, animales salvajes, animales carnívoros, leones, osos, personas bravas como fieras.

Prácticamente los tecuanes son visualizados como una danza-teatro-festiva-tradicional-burlesca en donde casi siempre participa una persona disfrazada con un traje amarillo con manchas negras y con una máscara artesanal tradicional suriana de jaguar.

Los tecuanes son un símbolo de estas tierras del sur. Por ejemplo en el poblado de Tepalcingo, Morelos juega un equipo de futbol de tercera división llamado: Tecuanes de Tepalcingo FC.

Aquí mismo en Tepalcingo toca una Banda musical estudiantil tipo “marching band” llamada Tecuanes/Jaguares.



Y también es bailada la danza de los tecuanes en Tepalcingo, en la fiesta de los santos Reyes  del mes de enero y en la Feria del 3er viernes de Cuaresma.

La danza de los tecuanes de Tepalcingo consiste en disfrazarse  con zapatos mineros, chaparreras de cuero, chamarra, un gabán tradicional mexicano grueso, cubren su rostro con un pañuelo y un sombrero, además llevan en una  mano un bastón de madera. Todo este vestuario le sirve de protección ante los latigazos que le propinan  el “lobo” o tecuani.


Hay al menos tres actos en la danza muy notorios:

1.-Una consiste en bailar en dos filas paralelas, cada uno con su pareja, en los extremos de las filas van danzantes agitando cada uno una banderita roja.  Estas banderas sirven para guiarse al danzar ya que como bailan encadenados los danzantes con bandera tienen que llegar al extremo opuesto del lugar donde se encontraban. Los lobos (tecuanis) bailan de manera libre.

2.-Otra evolución de la danza consiste en formar parejas espalda con espalda, distribuidos cada par en el escenario con al menos dos metros de distancia, y entonces todos contra todos se empiezan a arrempujar. Cuando un par de danzantes se descuida un danzante de otro par puede empujarlos y tumbarlos, y regresar rápidamente con su compañero antes de que otro par de danzantes quiera tumbarlo también.

3.- Y un tercer acto consiste en formar un círculo o cuadrado, en medio de este se colocan los lobos (tecuanis, jaguares) y con sus látigos empiezan a golpear a los demás danzantes que se atrevan a quererlos derribar.

Como podemos notar la danza de los tecuanes es  muy ruda y lleva realizándose muchas décadas, aunque algunos investigadores como William Spratling mencionaron que es probable que antes  la danza de los tecuanes de Tepalcingo se realizara de otra forma.

William Spratling, en su obra Little Mexico (1932: 76-80) comentó lo siguiente de los tecuanes de Tepalcingo:

“...tiene más chiste y desde un punto de vista ideológico interesa más que cualquier otra danza. Y también es más difícil de interpretar. Estoy convencido que pocos, aun los que participan en ella, tienen una clara idea de su significado o de la historia que relata. En ella hay una extraña mezcolanza del México conocido y desconocido: es decir, más de la mitad del diálogo se recita en náhuatl. Se representa en pueblos como éste, en que el náhuatl ha sido abandonado como lengua general”.



 Actualmente algunos de los organizadores de la danza de los tecuanes de Tepalcingo son Pedro Tepozteco y Crisanto Rivelino.


© Texto: Óscar Cortés Palma
© Fotos: Juan Jaime Garduño Blanco, Crisanto Rivelino

https://www.facebook.com/danzadelostecuanes
Libro de los tecuanes
Email: oscarcortespalma@gmail.com; cami17_4@hotmail.com

Cel: 7351506920


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares