domingo, 21 de enero de 2024

EL PITERO MAS ANTIGUO DE LOS TECUANES

 ðŸŽŠEL PITERO MAS ANTIGUO DE  LOS TECUANES 🎊. 

Por Óscar Cortés Palma 




La foto más antigua de un pitero antiguo hallada, hasta hoy, es del año 1910.


No sabemos cómo se llamaÉba, solamente que iba a tocar a la feria de Coatetelco, Morelos.


Es probable que el pitero más antiguo de la danza comedia de los tecuanis haya tocado por primera vez en el año 1850 más o menos.


🪩🎊PITEROS ANTIGUOS HAYADOS🎊

Un pitero antiguo, del año 1895 se llamó Ramón Sorela, tocaba en Tetelpa, Morelos.


Otro pitero antiguo tocaba en Acatlán de Osorio, Puebla en 1904.


Otro pitero antiguo tocaba en Tecoanapa, Guerrero en 1896 a los tlacololeros (variante de los tecuanis).


Otro pitero antiguo tocaba en San Bartolomé Atlatlahucan, Estado de México en 1902 a los lobitos (variante de los tecuanis).


En Axochiapan el pitero más antiguo, que se conoce hasta ahora, se llamó Faustino Benítez venía de Calmecac y Atlacahualoya por el año 1940ca.


Después, por el año 1945ca empezó a tocar "el oso" (Eliseo Ocampo Sandoval").


En lo que respecta al pitero oso, se comparte una entrevista que se le hizo.


🪩🎡🎊 ELISEO OCAMPO SANDOVAL, ALIAS "EL OSO", (1935-2017) PITERO 🎊🪩🎡


Eliseo Ocampo Sandoval, fue pitero de Axochiapan, Morelos.


 Su padre lo ayudó a elaborar su tambor cuando tenía 10 años mas o menos, por el año 1945 ca. 


En esa época, el pitero venía de Calmécac o de Atlacahualoya, se llamó Faustino Benítez, pero en una ocasión dejó de venir y ya no regresó. 


En Atlacahualoya aprendió su hijo Luis Benítez. En Calmécac se perdió la tradición un tiempo y luego se recuperó. 


En Axochiapan, aprendió Eliseo (el oso), un niño de 12 años de edad, más o menos, como no sabía leer ni escribir, no se aprendió bien los sones, ni los diálogos en náhuatl españolizado de los personajes, no se sabía el libreto, ni los pasos y coreografía.


Pero el niño tenía entusiasmo y comenzo a tocar como pudo e inventó otros sones de música de moda en su juventud.


Mientras bailaban sus hermanos mayores y sus amigos, el niño tocaba la flauta y tambora.


Uno de los danzantes comediantes fue Víctor Mozo Jacinto, quien antes de la revolución mexicana ya bailaba de tecuán y ensayaba en la casa de Juan Daniel alias «Juan Chona», como contó su hijo Arturo Mozo Chino.


 

Volviendo al tema, la carrera musical de Eliseo (el oso) empezó cuando sus hermanos mayores le pidieron a su papá que le diera permiso a su hermanito, para tocar la fiesta porque el pitero Faustino Benítez de Atlacahualoya o Calmecac no llegó.


Pero Eliseo, el oso, no se sabía los sones, así que tocó como pudo.


Después, se dio un relevo generacional e innovación, Eliseo, alias el oso, y sus hermanos modificaron los sones y la coreografía. En sus propias palabras, la hicieron más dinámica, reformaron las melodías, coreografía. Antes bailaban encadenados, se decidió cambiarlas por cruzados, dijo:


Antes se vestían como un conjunto de catrines chaquetudos, tenían diálogos en náhuatl con español, relataban una historia similar al [baile cómico de los vaqueros], bailaban solo hombres, y todos los danzantes tenían un nombre. Eliseo y sus hermanos rehicieron la danza: un año los tecuanes se disfrazaban de toreros, al año siguiente de carboneros. [etcétera].


Eliseo, alias el oso, por décadas fue pitero, fue reconocido en la comunidad, su foto estaba en el Museo Municipal y en el mural del Ayuntamiento Municipal. Sin embargo, no a todos los párrocos de la Iglesia les agradó la danza comedia tradicional, fue con la intercesión de su tío Narciso que los tecuanes pudieron bailar en el atrio. 


Un par de años después del oso, surgió otro pitero llamado Pedro Jiménez, después el pitero Paulino Tajonar Juárez (alias el pagüis), así fueron proliferando más piteros hasta sumar cerca de dos decenas, también más cuadrillas de bailarines hasta llegar a ser quince. Eliseo, alias (el oso) nos comentó una anécdota, cuando tenía 20 años de edad, lo visitó su tocayo Eliseo Basilio Aragón Rebolledo, nahuatlato y promotor cultural de Axochiapan radicado en Cuernavaca, de unos 70 años, acompañado de personas. Eliseo B. Aragón le [2]dijo:


 “Tócanos los sones antiguos para grabar un disco y también acompáñanos a Cuernavaca”.


Eliseo Ocampo Sandoval respondió:


“No conozco las piezas antiguas, yo toco lo nuevo no lo antiguo”.


Lo que pasa es que Eliseo, (el oso) no se aprendió las piezas antiguas y tocaba, pues, como podía, interpretando canciones de moda de su tiempo, con la flauta y el tambor.


Los dos Elíseos, estuvieron de acuerdo: las festivas danzas comedias tradicionales se van transformando con el tiempo.


 Hoy, el baile cómico del tecuán de Axochiapan da libertades coreográficas a sus participantes, quienes se pueden disfrazar desde payasos, cholos, porristas, huentle, quinceañeras, bufones, desfiles, etcétera. 


Algunos pobladores se esfuerzan por recuperar los personajes originales de la divertida farsa baile, que segun ellos dicen que son: la viejita, el viejito y el lobo (jaguar).  


El crecimiento exponencial de grupos y músicos de bailarines en Axochiapan se explica por la religiosidad popular tradicional, los «concursos»" de la década de los ochenta, en donde los galardonados recibían guajolotes, trofeos y estandartes de la conversión de san Pablo Apóstol.


La gente de Axochiapan siempre ha sido muy bailarina y fiestera. Antes de que se volvieran populares los tecuanes la gente del pueblo bailaba disfrazada de moros y cristianos y doce pares de Francia.


Pero después pasaron de moda las moras y cristianas y los doce pares de Francia y se volvieron populares: los aztecas los chinelos, los tecuanes, los zopilotes, las contradanzas, los vaqueritos, etcétera.


 Eliseo Ocampo Sandoval (alias el oso), igual a los demás piteros de Morelos, organizaba la danza por gusto y por fe, porque son pobres, unos no sabían ni leer ni escribir, no poseían los medios de producción y alquilan su fuerza de trabajo a cambio de una paga.


Pero como es una fiesta del pueblo se unen algunos ricos y pobres para celebrarla, porque la feria de la conversión de San Pablo es es la identidad del pueblo Axochiapan.


Al finalizar la entrevista nos comentó Eliseo Ocampo: «los tecuanes de Axochiapan nunca se van a acabar». ¿Será?


[1] Elíseo Ocampo Sandoval, alias el oso, (1935-2017), pitero de Axochiapan por más de 60 años, comunicación personal 2015.


[2] Eliseo B. Aragón Rebolledo escribió dos libros de tradiciones y topónimos nahuas morelenses.


☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆

✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯✯


🌟Historia Axochiapan🌟

««»»

☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆—☆

(✰)

(☆☆)

(✯✯)(✰✰✰)

(—☆—☆)

✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧

★★★★★★★★★★★

⭐  ⭐.

《 ✮ 》

⊹⊱•••━━•••⊰⊹

«««»»» .....

✮☆✮

☆☆

«»

☆Casa Cultura Tecuani Organización Civil☆

««»»

☆Consejo de Cronistas de la región limítrofe Sur Morelos y Puebla☆

Texto: Óscar Cortés Palma, historiador de la región.

««»»

✰✰✰✰

🌟#Axochiapanferia🌟 

#HistoriaAxochiapan

#feriaaxochiapan

#CrónicaAxochiapan

(✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰) 

(✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰)

✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧✧

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares