miércoles, 1 de diciembre de 2021

☆ «ORIGEN DE LA DANZA DE LOS VAQUERITOS» ☆

  «ORIGEN DE LA DANZA DE LOS VAQUERITOS»

 Por Óscar Cortés Palma



La «danza de los vaqueritos» surgió en la década de 1880. Fue un éxito, en menos de diez años, ya se bailaba en muchos pueblos indígenas del centro de México, hasta Guatemala, El Salvador, Costa Rica. Es probable hayan surgido de forma simultánea en muchas regiones ganaderas, surgió por imitación, a la gente le gustó imitar su vida diaria, en ese entonces se había consolidado el sistema latifundista de Porfirio Díaz. Inclusive se inventó la canción del «Torito pinto, hijo de la vaca mora». Antes no hubo televisión ni pantallas digitales. Para divertirse, hubo muchas imitaciones de teatro popular en las fiestas patronales para entretener a la gente.

 

No todas las danzas provienen de la época colonial o prehispánica, hasta el año, 1854 las danzas de México fueron distintas: Moros y cristianos, Moctezuma, pasión de Cristo, viejitos. Las «tradiciones» no surgieron todas a la vez, con el tiempo van surgiendo nuevas «danzas» y desapareciendo otras. En un principio no fueron bien aceptadas estas «danzas cómicas del torito y los vaqueritos», El periódico el Siglo Diez y Nueve, en 1890[1], dijo:

 

«Por absurdo y ridículo tengo el que entren al templo las danzas con su torito de petate y un hombre vestido de mojiganga con una ardilla muerta en la mano, dándose a besar a las mujeres, con esta forma: Besa al hijo de tu madre. [...] Por absurdo y ridículo tengo el que el párroco revestido de capa y estola, y antecedido de cruz alta y ciriales, salga a la puerta del cementerio a recibir tales danzas.»

 

Las danzas cómicas son imitativas, se está imitando su estilo de vida de los ganaderos de aquellos años. Mientras no se encuentre un manuscrito más antiguo, se afirma que surgieron en la década de 1880. Se afirma esto basados en:

1. El idioma;

2. El vestuario;

3. Los personajes;

4. Manuscritos antiguos;

5. En qué es una danza sainete.

6. La canción del torito pinto, hijo de la vaca mora.

 

IDIOMA. El idioma está en español. Hasta el año de 1734, casi toda la gente habló náhuatl en la región, se actuaba la obra teatro «la pasión de Cristo en idioma náhuatl». En ese entonces, los indígenas no tuvieron tantas libertades, no podía usar armas de fuego, inclusive el uso del arco y la flecha, la daga y la espada, estaban reglamentados.

El «baile sainete de los vaqueritos» está en español, incluso eso sorprendió a Elfego Adán[2], en el año 1910, dijo:

 

«La pieza dramática «de los vaqueritos» nos da una idea de la altura a que han llegado los indígenas en el idioma castellano, y de cómo lo hablan; también pinta sus costumbres. Véase en el sainete, la gráfica descripción de un fandango por Terroncillo; sus vicios, por ejemplo, el del alcohol; y sus virtudes: la obediencia al amo. [...] En ella se combinan la música, el baile y un sainete de autor anónimo, evidentemente indígena, lleno de barbarismos: está en lo que se llama castellano cuatreado. […]

A Elfego Adán le sorprendió que los indígenas de Coatetelco, en 1910, tuvieran una «danza de vaqueritos» en idioma español, dijo[3]:

 

«El idioma mexicano que hablan [los pobladores de Coatetelco] está ya muy alterado, siendo una verdadera jerga de mexicano y castellano; es muy probable que con el tiempo el idioma indígena sea substituido por el castellano».

 

De acuerdo a la evidencia, el origen de la tradicional danza de los vaqueritos fue en la década de 1880, apoyan esta afirmación: el vestuario; los personajes de la obra; la danza sainete en boga en la época y los manuscritos más antiguos de la danza de los vaqueritos, son de los años: 1890, san Bartolomé Atlatlahuca, Edomex (1902); Coatetelco, Morelos (1910).

 

Lo que sorprende es su dispersión, en menos de diez años se regó. Otra evidencia es la canción más antigua del «torito pinto, hijo de la vaca Mora” está registrada en el año 1888, como citaron los periódicos de la época, entre ellos, la revista española «LA ESFERA. Número extraordinario dedicado a México, Exposición de Sevilla, 1929».

«Canciones típicamente populares de México»

EL TORO

Esta canción está muy en boga en toda la región del Bajío. Se canta, principalmente, en los «herraderos» y en los «jaripeos» tan frecuentes en ranchos y haciendas. Fue compuesto por el cancionero Quirino Armejo de la ciudad de Cocula (Jalisco) en el año de 1888. Desde esa época ha recorrido triunfalmente todo el país.

Échame ese torito pinto,

hijo de la vaca mora,

que lo quiero yo torear

delante de esta señora.

¡Ea, ea, ea!¡

¡Toma, toma y este muchacho!

Y ahí te va el toro.

¡Sácale vueltas, pero con modo!

De varas no vira, no,

no vira, no..., si..., de veras;

y un cuerno lo tiene gacho

y el otro se le cayó.

 

España y América Revista quincenal, religión cultura, literatura, arte, año xxv, 1 de octubre de 1927, p. 265:

 

Sáquenme ese toro bravo,

hijo de la vaca mora

para sacarle una suerte

delante de esta señora

Si el torito me matare

no me entierren en sagrado

entiérrenme en una loma

donde no pise el ganado.

 

La danza de los vaqueritos no es de origen colonial porque antes las poblaciones hablaron náhuatl. El proceso para que las personas aprendieran a hablar español (castellano) tardó siglos.

 

 



[1] El catolicismo espirante, periódico «El Siglo Diez y Nueve», Fechado el 07-05-1890, Hemeroteca Nacional Digital.  http://www.hndm.unam.mx

[2]

[3]

✧✧✧✧✰✰✰✰✰✰✰
««»»
★★★
✰✰✰✰
#CasadeCulturaTecuanes Org civil
#OscarCortesPalma
✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰✰

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Libro de tecuanes jaguares